La tapa del váter

Sr. Zapatero: Solución a la crisis

Sr. Zapatero,
Nuestro estimado estado de bienestar se tambalea y creo que es preciso actuar con mano firme. Me he animado a escribirle esta carta para exponerle una posible solución a la crisis económica que atraviesa nuestro país. Si la idea que expondré a continuación le parece buena; ruego tome las medidas oportunas para poderla llevar a la práctica:
España tiene, actualmente, cuatro millones de desempleados reales. Hablo en números aproximados. Por otro lado, actualmente disponemos aproximadamente de tres millones de funcionarios. Creo poder afirmar, sin miedo a equivocarme, que dos de cada tres de estos funcionarios podrían dedicar su tiempo a otros menesteres, sin que el buen funcionamiento del país se viera muy afectado. Me baso en una simple estadística grosera, basada en entrevistas a amigos y conocidos, que ejercen en la administración pública. Si aceptamos esta hipótesis; tocaría a 2 parados por funcionario.

Por otro lado: España dispone de una longitud de costa de 7.880 Kilómetros, datos según Wikipedia. Una simple división con la premisa anterior nos indica que tocarían a 254 funcionarios por Kilómetro de costa, o lo que es lo mismo: 2.5 funcionarios para cada diez metros de litoral. Redondeamos a 2 funcionarios, por si las bajas médicas, que seguro las habrá. En resumen: Tocan a 2 parados y 1 funcionario por cada 5 metros de costa.
Tres personas en 5 metros se pueden tocar con la mano, y con lo que quieran. Y aquí viene mi propuesta: Si cada uno de estos funcionarios, dejara su actual ocupación (o desocupación) y se dedicara a dar literalmente por saco a sus respectivos 2 parados, que se le podrían haber asignado según sorteo. El espectáculo que podría ofrecer nuestro país al resto del mundo seria magnifico, colosal. Interpreto que sería una macro- performance que pocos dejarían escapar; todo un litoral, de un gran país, islas inclusive, plagado de tripletes fornicadores. Las mujeres funcionarias, al carecer de falo propio, podrían utilizar instrumentos eróticos tipo dildos, vibradores de plástico, etc.. así como otros, más sostenibles ecológicamente, como el excedente de pepinos españoles sin E. Coli, que nuestros sufridos agricultores no han podido colocar en el mercado últimamente
Sr. Zapatero, creo sinceramente que, con semejante performance global, mayor muestra en la historia de trabajo en equipo, atraeríamos a millones de turistas de todo el mundo que por tierra, aire y, sobretodo, mar, se morirían por visitarnos en todas las estaciones del año. Ocupación plena. Miles de cruceros surcarían nuestros mares para contemplar el majestuoso espectáculo, made in spain, de los funcionarios sodomitas. Con cobrar una pay-per-view, ya sea personal o conjunto para cruceros, sería más que suficiente para incrementar nuestro PIB a niveles insospechados hasta hoy. Ríase del milagro del tocho. No digamos si también implementamos la fórmula pay-per-participate, que podría cobrarse mucho más cara. Con estas medidas no hará falta pedir que Europa acuda a nuestro rescate. Bastará con que sus ciudadanos vengan a visitarnos. Hagámoslo antes de que se les ocurra a los griegos, que también tienen costa. Y sofistas! Lo que puede ser peor.
Aquellos funcionarios, o parados, que pudieran demostrar que por motivos religiosos, u de otra índole, no pueden practicar relaciones sexuales en público, quedarían exentos de tales menesteres. Estando obligados a servir vasos de sangría y tinto de verano a nuestros sedientos actores y a los turistas voyeurs que, atónitos, quedaran con la boca seca. El precio del vaso de tinto, sangría o cerveza, lo podría fijar el Estado; pues los ingresos derivados también vendrían a engrosar nuestras arcas. Los vasos y su contenido también deberían estar fabricados en España por trabajadores españoles, of course, y se deberían utilizar materiales reciclables para no perjudicar nuestro, ya de por si, maltrecho litoral, aun y sin las nuevas figuras humanas follariles que propongo.
Esperando que mi propuesta le haya parecido interesante, o en cualquier caso menos estúpida que las que ustedes andan proponiendo últimamente, ruego la tengan en cuenta, y emprendan cuanto antes las oportunas medidas para poderla ejecutar cuanto antes.
Sin más, se despide atentamente un servidor.

Comentarios