Resaca y esperanza.

Viva la crisis!!!

Se nota una relajación general en el ambiente. Vemos menos gente ajetreada, menos gente se acumula en las colas de comercios, talleres, carreteras,... Ahora que todo va peor me siento más tranquilo y relativizo los problemas laborales que tanto me habían estresado. Debo ser muy pero que muy tonto, pues el mal de muchos me consuela sobremanera. Imaginaros lo tonto que soy que se me ocurrió crear una empresa de tecnologías de la información cuando nos podíamos haber dedicado perfectamente a vender pisos o pollos asados (habrá nuevo post tratando el tema). Finalmente parece que gracias a la crisis todos tendremos las mismas oportunidades, es decir ninguna. Con la crisis las personas con una cualificación superior: lampistas, yeseros, encofradores, ya no ganaran infinitamente más dinero que los pelacañas de licenciados en informática, arquitectura, ciencias físicas, Personalmente entiendo que un pobre tontolaba que lo único que ha hecho en su vida ha sido sacarse una carrera universitaria (el 99 % de la población no superaría algunas de ellas ni dedicando toda su vida a ello), que solo habla 2 o 3 lenguas extranjeras, que se expresa a la perfección y se relaciona con exquisita educación, merezca ser marginado y condenado a resolver problemas tan elevados como procurase una mierda de hogar donde vivir. Sin embargo me parece un tanto excesivo que el pobre hombre haya tenido que soportar durante tantos años el ver como los listos de su generación, dedicados a disciplinas de mayor calado social, como la instalación de carpinteria de aluminio, tela asfaltica o pladur, pasearan por delante suyo cual príncipes con su hermoso 200 caballos, almorzando en restaurantes caros y esquiando en las mejores estaciones, donde buscan segunda residencia. Es comprensible que el analfabeto listo haya alcanzado un poder adquisitivo superior al del superdotado estúpido pero quizás la diferencia era excesiva para haberla hecho durar tanto.
La crisis esta equilibrando las situaciones y haber cometido la estupidez de pasar por la universidad ya no será un castigo laboral tan duro. Entiendo que ahora nuestras autoridades competentes podrán seguir diciéndole a los jóvenes que lo importante es formarse bien para labrarse un buen futuro. Durante tanto tiempo de bonanza de la economía del ladrillo, prepararse para matarlos a pedradas hubiera sido incluso mejor inversión.


Vídeo: Esta casa es una ruïna http://www.youtube.com/watch?v=ca9GuwuOVZc&feature=related

Comentarios